¿Qué tan buenos son los protectores faciales para protegernos del coronavirus?

Con la flexibilización de las normas de confinamiento y la reapertura de tiendas y restaurantes en numerosas ciudades del mundo, los cubrebocas se han convertido en una prenda de uso cotidiano.

Sin embargo, en las últimas semanas, un nuevo elemento de protección ha empezado a verse en las calles: se trata de un protector facial transparente, que hasta hace poco solo era utilizado por personal sanitario o en ambientes médicos u hospitalarios.

¿Pero nos protegen en la misma medida que una mascarilla facial? ¿Podemos remplazar a una por otra?

Según un artículo de opinión publicado recientemente en JAMA, la revista de la Asociación Médica Estadounidense, estas pantallas tienen una serie de ventajas:

  • “Son cómodas de usar, protegen los portales de entrada del virus y reducen la potencial autoinoculación, ya que evitan que el usuario se toque la cara”, dice el texto elaborado por el doctor Eli Perencevich, especialista en enfermedades infecciosas de la Universida de Iowa, y otros dos investigadores.
  • A diferencia de los tapabocas pueden reutilizase indefinidamente si no están averiadas y limpiarse fácilmente con agua y jabón o desinfectantes comunes, señala el artículo.

Los autores no abogan por el uso de esta pantalla como única medida, pero sí consideran que puede ser un elemento más en una estrategia de contención del coronavirus que incluya el lavado de manos, la distancia social y el rastreo de contactos.

Por otro lado, añaden, las pantallas faciales cubren un área mucho más amplia del rostro, incluyendo los ojos, que son otra vía de entrada para el SARS-CoV-2.

Según un estudio de simulación de tos de 2014, una buena pantalla plástica puede reducir la exposición total a las gotas expulsadas por la tos y los aerosoles (las gotas diminutas) en un 96% a una distancia de 46 cm.

Pero, con los aerosoles más pequeños, el protector fue menos efectivo, bloqueando al 68% inmediatamente después de la exposición a la tos, y solo al 23% en los 30 minutos siguientes, ya que estos aerosoles más pequeños pueden quedar flotando bajo el visor, en el espacio donde se produce la inhalación.

En opinión de Julian Tang, profesor del departamento de Ciencias Respiratorias de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, las pantallas faciales son por lo general bastante efectivas, pero reconoce que compararlas directamente con las mascarillas quirúrgicas es difícil, y que los estudios que se han hecho hasta el momento solo lo han logrado de forma limitada.

Si las vamos a usar, lo más importante a tener en cuenta es “cuán lejos el protector se curva para cubrir las orejas (si queda un espacio los aerosoles podrían entrar por esa vía y provocar una infección) y qué tanto se extiende por debajo (para protegernos de los aerosoles flotantes que podemos inhalar bajo el protector)”, le dice Tang a BBC Mundo.

Otro factor a tener en cuenta es que no quede un hueco en la parte superior, donde el visor se apoya sobre la frente, para reducir el riesgo de exposición a las gotas o aerosoles que pueden caer desde arriba.

¿Cuántos tipos de protector facial existen y quiénes deben utilizarlos?

Son dos los tipos de protector facial recomendados para protegerse del coronavirus: los que tienen pantalla móvil y los que tienen pantalla fija.

Los primeros están sugeridos para ser usados por la ciudadanía en general, y los segundos, por el personal médico que lucha en la primera línea de batalla contra la pandemia.

¿Cómo se usa un protector facial?

En primer lugar, es importante considerar que el protector – o escudo – debe cubrir ambos lados de la cara hasta por debajo del mentón. Además, tiene que ser limpiado y desinfectado después de cada uso, con el respectivo cuidado para evitar contaminarse en el momento de realizar la limpieza.

El Ministerio de Salud ofrece estas recomendaciones para hacer un buen uso del protector facial:

  • Primero, revisar que se encuentre en buen estado.
  • Lavarse las manos, colocarse la mascarilla y luego el protector facial, apretándolo para evitar que se mueva al momento de ser utilizado.
  • Si se requiere ajustarlo, se debe hacer con cuidado y proceder con el lavado de manos de forma inmediata.


Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *