Uso de guantes en la industria alimentaria

En los procesos de la industria alimentaria, el uso de los guantes como medida de higiene no está recomendado, se sugiere principalmente el lavado de las manos de forma adecuada y periódica, dependiendo las situaciones y características del trabajo y la manipulación que se realice del alimento. Aun así, en algunas ocasiones se requiere el uso de guantes y, por esta razón es necesario escogerlos muy bien y mantener buenas prácticas para su limpieza y reemplazo.

¿El uso de guantes minimiza el riesgo de contaminación en los alimentos?

En la industria alimentaria, las manos de las personas pueden convertirse fácilmente en un vehículo trasmisor de microorganismos patógenos.

En un caso donde los alimentos crudos puedan estar contaminados, y tengan contacto con las manos, estas pueden contaminarse y a su vez trasmitirlo a otros alimentos, utensilios o superficies.

Los especialistas en seguridad alimentaria no recomiendan el uso de guantes como medida de higiene, a diferencia del lavado correcto de las manos frecuentemente.

La razón por la cual no se recomienda el uso de guantes, es porque no se debe crear una falsa idea de que es más higiénico,  ya que por el solo hecho de usarlos, no quiere decir que va existir menor riesgo de contaminación en los procesos alimentarios; de nada sirve usar guantes si no se siguen correctamente las indicaciones de higiene, como por ejemplo, reemplazarlos con frecuencia, lavarse y secarse las manos antes de usarlos y no manipular alimentos por mucho tiempo con los mismos guantes para evitar el riesgo de contaminación cruzada.

Uso correcto de los guantes

Los guantes se utilizan con el fin de construir una barrera entre los alimentos y los microorganismos. Sin embargo, si no se realizan las prácticas correctas para garantizar la seguridad alimentaria, los guantes no servirán de nada. Es por ello que hay que tener en cuenta que debemos renovarlos frecuentemente o cambiarlos en función de la naturaleza de los alimentos que se vayan a manipular, después de hacer otra actividad o manipular alimentos de diferentes lotes.  

¿Cómo deben ser los guantes para la manipulación de alimentos?

  • Guantes de nitrilo

Están compuestos de caucho sintético y son sustitutivos de los guantes de látex natural, ya que su material contiene propiedades muy similares, pero no generan reacciones alérgicas. Una de sus principales características es que son muy resistentes, pero a la vez muy elásticos y sensibles al tacto.

Los guantes de nitrilo son recomendables para el sector de la alimentación en general, pero son especialmente aconsejables para la manipulación de aceites, grasas animales, vegetales y minerales. También son aptos cuando se trabaja con lácteos y derivados.

  • Guantes de vinilo

Estos tipos de guantes se fabrican a partir de Policloruro de Vinilo (PVC) y son de los más utilizados para la industria alimentaria. Al no adaptarse tan fácilmente como los guantes de nitrilo, en determinadas situaciones, su uso puede producir una migración de sustancias hacia los alimentos.

Debido a la posibilidad de la liberación de sustancias tóxicas como son ftalatos, los guantes de vinilo son apropiados para usos de muy corta duración.

  • Guantes de polietileno

Finalmente, los guantes de polietileno son los que más se utilizan en el sector de la alimentación debido a su bajo coste y a su gran funcionalidad. Aunque es un material que no se adapta a la mano, consigue una protección higiénica que garantiza la seguridad alimentaria en tareas sencillas y rápidas.

Estos guantes se utilizan en su gran mayoría en supermercados y en grandes superficies que tienen puestos de autoservicio como, por ejemplo, en las fruterías.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *